Alimentación-saludable

La ciencia de la alimentación saludable.

Compartir

 

Lo que hace unos años era alimentación saludable, ahora no lo es o bien ha cogido otros tintes.La ciencia de la nutrición evidentemente no es una ciencia exacta y como tal, se va rectificando con el tiempo. La maravilla de la ciencia es esa; la autocrítica. Esto mismo es lo que puede volvernos locos en cierto sentido porque el que comer es muy importante para nosotros, evidentemente. Esta es la razón principal por lo que no debemos obsesionarnos con seguir ciertas normas a pies juntillas. Puede resultar peligroso creer algo y llevarlo al extremo, en el caso de la nutrición no iba a ser menos. En este post nos dedicaremos a ver como la ciencia de la nutrición esta cambiando constantemente y que normas se han ido desmintiendo o matizando.

 

La alimentación mediterránea: que casualidad que todo el mundo ha nacido donde mejor se come.

Parece que aflora nuestro patriotismo cuando hablamos de la dieta mediterránea, pero, que casualidad que hayamos nacido en el sitio donde mejor se come, donde mejor sola hay…. Y es que siempre nos ha encantado auto complacernos y este sentimiento has sido aprovechado por la industria más o menos acertadamente. Pero, ¿que dice la ciencia respecto?

El científico Ancel Keys, en su estudio ” Siete países” allá en el año 1980 llegó a la conclusión que el porcentaje de la grasa saturada presente en la dieta dice mucho sobre las enfermedades del corazón: cuanto más grasa saturada más riesgo de padecerlas. Así bien, los pueblos del Mediterráneo consumir pocas grasas saturadas. Otros autores se ha tomado las molestias de debatir las teorías de Keys; sus conclusiones afirman que no existe una correlación tan perfecta entre la grasa Y los problemas de corazón
A la dieta mediterránea no se le puede calificar como buena per se, al menos con los argumentos aportados por los autores nombrados. Evidentemente hay cosas malas en la dieta mediterránea como por ejemplo la ingesta de vino en cada comida, también hay cosas buenas en esta dieta, como por ejemplo la ingesta abundante de alimentos vegetales de temporada. como casi siempre, generalizar no nos da la verdad.

 

 

Vegetales son la base de la alimentación

 

Paleodieta: cualquier dieta pasada fue mejor.

Está claro que la naturaleza crea paquetes perfectos para la asimilación de nutrientes. Pero no todos los productos naturales son buenos, tampoco todos los productos procesados son malos. Hay gente que considera que ahora estamos peor alimentados que antes y esto, por supuesto es muy criticable. ¿Acaso se puede generalizar? ¿No es verdad que hoy estamos todos mas enterados de la nutrición? ¿Acaso los niños no crecen más y son mas fuertes gracias a nutrición actual? ¿O tal vez, este los médicos nutricionistas sólo quieren que engañarnos? Tal vez tengamos que enseñarnos a no abusar de la comida, pero para nada, tenemos que volver al paleolítico en nuestra alimentación. En esta vida, ni todo es blanco, ni todo es negro. Un claro ejemplo de ello, es nuestra evolución histórica. En alguna época, nos salvó el hecho de poder almacenar de manera más segura, las harinas blancas. Hoy en día esto no es necesario, así que podemos y debemos consumir el grano con el salvado incluido. Las hambrunas en la historia nos han llevado a beber leche de vaca, las personas que eran tolerantes a la lactosa, tenían más posibilidades de sobrevivir, ya que, si matar la res podrían disfrutar de proteínas y minerales. Esto no quiere decir que ahora estamos obligados a beber leche. Parece que no, pero el humano ha evolucionado mucho del paleolítico y ahora tenemos una alimentación muchos mas diversa y flexible.

 

 

La pirámide nutricional, no tan nutricional

No es que la idea de la pirámide sea mala; la pirámide siempre se ha usado para ilustrar lo que significa una alimentación saludable. Ha sido un arma para educar y para recordar los alimentos que mas nos conviene pero, por contra, la industria alimentaria, gobiernos y otros, han sabido aprovechar la ilustración tan atractiva para su beneficio. Como hemos comentado, si todo cambia según las nuevas investigaciones, la pirámide debe cambiar con ellas.
Después de leer el libro “ mi dieta cojea” del afamado Aitor Sánchez, podemos entender que la pirámide nutricional debe ser realizada acorde con las investigaciones sobre nutrición. Además de ser tomada como algo ilustrativo; la alimentación saludable no se puede resumir en una pirámide. Según este autor, abajo de la pirámide, (lo más importante) deberían ser las verduras y hortalizas, no así los cereales y menos los refinados. La nueva pirámide de la Sena 2015, parece que está algo mejor. Eliminando el alcohol e incluyendo los cereales integrales. Para este autor, los alimentos más indispensable son las frutas, las verduras y los alimentos proteicos

 

Para la dieta saludable, no tan suspicaz y mas atento.

Parece que algunas personas influyentes son demasiados suspicaces y tremendistas. Está claro que no podemos creernos todo lo que se nos dice, pero también está claro, que no deberíamos pensar qué todo lo Que dicen los médicos es mentira. y que la ciencia nutricional y médica trabajar exclusivamente para las empresas. Hay incluso quien dice que todo alimento procesado es pobre de nutrientes. La verdad, yo siempre considero que es recomendable creer en lo que la ciencia nos dice.
Creo que el ser humano tiene derecho a contradecirse y eso es lo que nos hace maravillosos, o es que a caso no vamos aprendiendo? o es que a caso no podemos entrar en razón y ver las cosas de otra manera. La coherencia nos provoca algunas veces que no nos dejemos y al final no cambiamos por orgullo. Eso es muy peligroso, sobretodo si se trata de lo que comemos.

No es cuestión de que seamos incoherentes, que extrememos hoy en una cosa y después en lo contrario, podríamos parecer volubles e indecisos, por no decir locos, pero desde la prudencia, si que podemos ir cambiando de opinión según la ciencia vaya haciendo descubrimientos. No nos avergoncemos de cambiar nuestra pirámide, de probar cosas nuevas y de dejar de considerar el mediterráneo la mejor tierra para comer. Ya hemos explicado como la genética influye en nuestra alimentación, pero también nuestro metabolismo, nuestro estado de salud….infinito y hermoso. Lo que esta claro es que debemos alimentar nuestra cabeza con ciencia de la buena, después de eso, seguro que el estado de salud nos llegara. Como siempre me gusta decir, ¡¡Viva la ciencia!!

 

Compartir

Related Post

No Comments

Post a Comment