productos esológicos en los supermercados

Productos ecológicos en los Supermercados convencionales?

Compartir

Productos ecológicos en los Supermercados convencionales?

 

En Sabuma nos encanta saber lo que comemos. Estudiaremos el caso de sectores o empresas que se hayan pasado al lado verde,  total o parcialmente, como es el caso de los supermercados convencionales. ¿Podemos encontrar productos ecológicos en las grandes superficies?

 

Los españoles ya gastan de media casi setenta euros al año en productos ecológicos pertenecientes al sector del gran consumo (estudio realizado, de manera conjunta por la Universidad Pontificia Comillas y la consultora Nielsen, publicado a finales del pasado 2014). Las grandes firmas hacen investigaciones e invierten muchísimos recursos para conocer nuestras intenciones.

 

Ahora mismo en las estanterías de los mercados se pueden encontrar productos especializados de todo tipo: dietéticos, integrales, sin gluten, ecológicos, kilómetro cero…Esto básicamente viene a decir que una de las razones por las que las grandes marcas empiezan a vestirse de verde es para poder vendernos mas.

 

Otra razón posible es que crean en el cambio e intenten ofrecer un mejor producto para el consumidor y para el planeta. Ahora bien, Muchas empresas tienen una visión cortoplacista y no invierten si el beneficio no es inmediato.

 

Por último, la más penosa de las razones: El lavado de cara o greenwashing,  el cual abordaremos más abajo.

productos esológicos en los supermercados

Productos esológicos en los supermercados

 

Para su ejercicio de adaptación e  innovación, las marcas que quieren introducir el producto ecológico, han optado por beneficiarse promoviendo las marcas blancas. Sobre el uso de estas marcas Ignacio Larracoechea (presidente de Promarca), apunta a ABC«las conocidas como segundas, terceras o cuartas marcas han dejado de venderse y, en gran medida, solo sobreviven las primeras marcas y las marcas blancas en nuestro mercado».«La competencia es necesaria y beneficiosa -apunta Larracoechea- pero el problema es que los distribuidores imponen condiciones discriminatorias a las marcas de fabricante..

 

El hecho de que las marcas de fabricante estén discriminadas, afectan al consumidor, dándole una variedad más limitada entre la que elegir, y unos precios que imponen  las grandes superficies por su poder creciente. Así es como firmas medianas y pequeñas van perdiendo fuerza y acaban absorbidas por grandes. Por tanto, la alimentación, ecológica o no, está cada vez más en manos de unas pocas marcas.

 

Respecto a la tercera razón, o lavado de cara como nos apunta el estudio “Sustainable Futures”, el uso de ciertas ideas en la publicidad, como “sostenible” o “ecológico”, podría traducirse en beneficios para las empresas anunciantes que las utilizan. Tal es la importancia, que el Ministerio de Medio Ambiente aprobó en 2009 un Código de Autorregulación con el objetivo de controlar el uso indiscriminado que se hace de ellas, corriendo el riesgo de caer en la publicidad engañosa.

 

A pesar de que hayan marcas que pretendan lavarse la cara a costa de vender verde, o que utilicen métodos poco honorables,  la sensación que se nos queda es positiva. Algunas marcas prodigan y persuaden de una idea la cual no practican, y eso, algún día, les pasara factura.  Ademas, es estupendo que marcas de todo tipo estén reflexionando sobre la sostenibilidad, ya que dan a conocer a la gente la importancia del tema.

 

El lavado de cara  y la discriminación de las segundas marcas por parte de ciertos distribuidores es algo con lo que nos toca lidiar a los consumidores también, debiendo ser cada vez más perspicaces y asegurándonos de que no nos den “gato por liebre.”  Defender el consumo de productos locales de medianas y pequeñas empresas para incentivar la variedad, la cultura y la libre competencia, ademas de repartir la riqueza, es cosa de todos.

 

Siempre nos quedarán las empresas que verdaderamente buscan el bienestar general y prolongado, para todas las demás, aquí os dejo una lista de puntos para saber como reconocer una marca que practica el greenwashing:

La información es nuestro poder!

 

  1. Plantéate si la firma quiere ocultarte algo importante.Este tipo de empresas, intenta eludir los rasgos más importantes de la sostenibilidad. Ponen mucho hincapié en mostrar los detalles ecológicos que presenta su marca. Es el caso de los carburantes, que promocionan sus rasgos verdes y no tienen cuenta las emisiones de CO2 que provocan

  2. Investiga sobre la información que te ofrece la marca, ya que a veces, el consumidor no puede asegurarse de que los argumentos sostenibles, que utiliza la marca, son verídicos, por falta de pruebas . El etiquetado de los productos, suele tener una información muy limitada sobre lo que estamos consumiendo, nos toca a los consumidores investigar.

  3. Estate alerta de las metáforas o mensajes difusos que puedes leer en etiquetas o en  cualquier promoción de productos ecológicos supuestamente. Existen palabras muy vacías como la palabra natural o responsable que pueden utilizar para crear un marco de fiabilidad. No debemos comprar según las sensaciones subjetivas que nos provoca un envoltorio o unas palabras auto complacientes.

  4. Fíjate en los productos que dicen no utilizar cierto componente contaminante. Asegúrate de este componente del que hablan, no está prohibido por ley. Algunos, se dan valor con un pretexto  irrelevante  y engañoso para atraer a los consumidores hacia la esperanza de un producto no tan nocivo. por ejemplo, los gases CFC de los sprays)

  5. Explora las etiquetas en busca de palabras, sellos, o imágenes quieren dar a  entender que un organismo o instituto, los avala. Es posible que estas asociaciones no existan o se hayan creado supuestamente de manera espontánea pero con fines comerciales.

  6. Estate dispuesto a encontrarte con empresas que simplemente, tienen la estrategia de mentir deliberadamente. Dicen tener atributos,  premios medioambientales y sociales que no tienen.

Compartir

Related Post

No Comments

Post a Comment