Postres-rentables-restaurante

Postres más rentables, populares y saludables para tu restaurante

Compartir

Si quieres saber la calidad de un restaurante; fíjate en sus postres.

Es costumbre relegar los postres a un segundo plano en los restaurantes. Esta desmotivación se produce por que se consideran platos de segunda, platos infantiles, indigestos y poco saludables. Por tanto, si un restaurador le pone cariño a los postres, quiere decir que se preocupa de todos los detalles y es perfeccionista .Muchos restauradores y propios comensales ignoran los postres y en muchos casos con razón. ¿Por qué los postres que les propone el restaurante son una bomba de azúcar? ¿Por qué los postres (al final de la comida) son tan indigestos? ¿Por que muchos postres son guarradas industriales adornadas con una guinda?
A continuación, como sacarle mas rentabilidad a los postres y como hacerlos mas atractivos a los nuevos consumidores.

 

 

La importancia de premiarnos
Siempre existirá el placer

Un postre no se toma todos los días, o no se debería. Pero, ¿por que no tomar un premio cuando nos lo hemos ganado? Hay mucha manía en acabar con el azúcar (la verdad esta sociedad necesita ese cambio) pero ni el azúcar, ni la sal, ni la cerveza se van a acabar. Estos son una manera de darnos un poco de placer y el placer es bueno para la salud. También es cierto que, lo que algunos restaurantes presentan como postres, son un apaño de urgencia. Ha llegado la hora de darle algo bueno y mas saludable a nuestros clientes. Hoy queremos los postres mas digestos, ligeros y saludables

 

 

Postres si, ¡bombas no!
El arte de endulzar la mesa.

  • Apuesta por las frutas transformadas en 2 o 3 texturas, puede aportar muchísimo color dentro de un vasito por ejemplo. Hacer postres veganos puede atraer a gente que no come carne, pero también a gente que quiera algo más ligero.
  • Postres mas bajos en grasas y azúcares. Las especias dulces como la canela o la vainilla te pueden permitir bajar el azúcar ya que estas especias nos hace sentir más dulce lo que comemos.
    Para las texturas grasas puedes substituirlas por proteína pura, así como la gelatina, la cual tiene poquísimas calorías.
  • Trabajando con ingredientes Ecológicos y de km0 puedes atraer a los nuevos consumidores. Así le estas dando un toque de saludable y comprometido con el medio.
  • Trabaja los clásicos tan estimados: Los sorbetes de limón que dan al final de las bodas han sido siempre un plato de buen gusto. Implementa postres sencillos como una variedad de sorbetes o helados al gusto. La temperatura fría y los sabores frutales hacen rebajar la sensación de pesadez de la comida. El helado es fácil de trabajar en tu restaurante, muy aceptado y socorrido.
  • El tamaño de los postres son muy importantes. Es interesante ofrecer tamaños diferentes de postres. Se puede trabajar por medias raciones pero lo ideal es que se puedan ofrecer petit-fours que son pequeños postres o muestras. Hay gente que pediría un postre si le explicas que es como una degustación de algo esquisto. Barato, menos pesado y buenísimo. ¿Quien se puede resistir a un bocadito esquisto?

 

 

Rentabilizando mis postres
Ingeniería de menús

La ingeniería de menús en este texto será aplicada a los postres, pero se puede aplicar a cualquier parte del menú.

Para entender y optimizar nuestros menús tenemos que analizar básicamente 2 cosas
1. ¿Que popularidad tiene? ordenar por orden de mayor a menos los postres que mas se consumen en el restaurante
2. ¿Que rentabilidad tiene? la diferencia entre los costes de cada postre y el precio de venta.

Estos son unos cálculos nada baladí. Estos cálculos nos darán datos muy interesantes que nos desnudaran la realidad y nos darán una clasificación muy útil. Sin medición no hay optimización.
La ley de Pareto, también conocida como la regla del 80/20, establece que, de forma general y para un amplio número de fenómenos, aproximadamente el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas. Aprovechemos para saber que pocos postres nos traen la mayoría de beneficios.
Después de el análisis de la rentabilidad y popularidad te debe resultar una lista con 4 clasificaciones

 

ingenieria de menús

 

 

Técnicas para la popularidad y rentabilidad

Sobre los postres que tienen menos popularidad es donde podemos meter mano
¿Que tipo de cliente no pide postre? ¿Por que? ¿Como podemos solucionarlo?

Como ya hemos comentado antes posiblemente no les apetezca algo tan pesado, o no les parezca atractiva nuestra oferta.
Hay que actuar sobre los postres perro: (Aquellos postres que no son rentables, además de no ser populares) es donde tenemos que empezar a actuar. Para que ganen popularidad.

  • Cambia estos pobres por postres mas saludables o sorbetes de helado. Debemos fijarnos en las tendencias para poder adaptarlos al máximo.
  • Comunica debidamente en tu carta que este postre es diferente.
  • Dale a tu cliente una explicación del postre. También debe saber que es apto para veganos vegetarianos, aptos para intolerantes a la lactosa…
  • Utiliza ingredientes poco elaborados pero de materia prima excelente como los helados ecológicos o bien fruta tratada.
  • Convierte los postres en pequeños tesoros para que sea como sea, tu cliente pida postre.
  • En conclusión, podemos hacer de los postres perro poco poco que se conviertan en caballo o en estrella, además podemos atraer a gente de otros segmentos a tu empresa gracias a los nuevos cambios

 

 

 

Porque todos los postres no son iguales
Por que tu negocio no es como los demás

Ir adaptándonos a la sostenibilidad que en un futuro nos exigirán, es esencial. También es esencial arriesgarse lo mínimo para ganar lo máximo. Ir ingresando poco a poco alimentos ecológicos en el restaurante es la clave para un cambio tranquilo y seguro.
El postre es una parte del menú que puede tener rentabilidad con el uso de un buen equilibrio entre mano de obra y costes del producto. Como decía mi abuela la confitería es muy rentable con huevo y azúcar puedes hacer mil cosas diferentes. Hay restaurantes que compran sus postres completamente acabados, ¿Les vale la pena pagar tan caro por el producto? otros restaurantes que elaboran sus postres de cabo a rabo, ¿Les vale la pena pagar tan cara la mano de obra? pues depende de el producto que se quiera elaborar y de las capacidades de el restaurante y el staff, por ejemplo. Es razonable que se elabore un bizcocho como parte de un postre y razonable también que se compre el helado ya elaborado, si no, supondría inversión en maquinaria nueva y conocimientos de formulación de helados.
Querer ser mejores continuamente es algo que el comensal nota. Dejemos la mediocridad a un lado en los postres de una vez por todas.

 

 

Compartir

Related Post

No Comments

Post a Comment